REFLEXIONES + EVOLUCIÓN = ¡REVOLUCIÓN!
Flavia Limone Reina

Prólogo

Muchas cosas en la vida te empujan a hacerte preguntas, muchas otras te dicen que te detengas, que preguntar no es bueno porque puedes encontrar respuestas que no quepan en tu orden y debas reorganizarlo todo, sacando y poniendo partes a tu existencia, asunto nada recomendable.

Una vez me rebelé y creí en mis preguntas y sus respuestas (bueno, no sólo una, pero esa fue “la rebelión inaugural”); lo que encontré, lo que cree, se resume en una sola palabra: crisis. Eso significa tanto dolor y confusión como crecimiento. Nada de eso lo empecé, lo viví, ni lo superé sola, otras mujeres (y un hombre; hombre de verdad, no macho) fueron la fuerza que necesitaba para vivir (no evitar) la crisis. La conciencia de género, el grupo de amigas y otras desconocidas -escritoras, poetisas, magas, locutoras de radio, cantantes, pintoras- sirvieron de emplazamiento y amparo.

Hubo, por supuesto, mujeres tan bien acomodadas en su estadio que se asustaron con mi cambio y quisieron advertirme el gran peligro que significaba, lo doloroso de crecer ¿por qué no quedarse pequeña si es más fácil? Creo que algo en ellas temía que yo descubriera -y mostrara- que se podía ser feliz contra la corriente. A ellas también las amé y las respeto. Nada es más válido que escoger, aún si eliges no escoger. Pero yo ya no podía tomar esa opción; tampoco la quería.

Para quienes creen que hacerse preguntas vale la pena, para quienes se las están haciendo sin saber si quieren enfrentarlo o no o, tal vez, simplemente para calmar mi conciencia de equidad y sentir que retribuyo algo de lo que recibí, escribo hoy estas reflexiones que recogí durante mi propio camino, de árboles ajenos y propios. Reflexiones de otras (y pocos otros) que me permitieron encontrar respuestas y me alentaron a nuevas preguntas. No soy yo, porque yo nunca soy, siempre estoy siendo, siempre en proceso. Somos muchas, varias de las Flavias que han sido, madres de las que seguiré siendo, hijas de las que fui (hijas amadas porque con sus opciones llegué a ésta que me gusta ahora. Amadas aunque sus hijas piensen que ellas son el origen de algunos dolores pasados y también del crecimiento).

Para quien sea, también para hombres dispuestos a descubrir qué somos las mujeres que intentamos escapar a los estereotipos, al menos cómo siente una de ellas y por supuesto para mis congéneres, escribo estas reflexiones.

Si estas preguntas, acertijos, respuestas e inquietudes logran ser emplazamiento y amparo -también para llegar a destinos muy distintos del que tomé- si, al menos un poco, te permiten ser más feliz, entonces quedo servida.
 
 


Introducción

Lo cierto es que comencé a escribir reflexiones hace varios años. Especies de notas para mí misma, porque cuando concluía algo confiaba más en mi memoria cinésica y en los papeles que quedaban que en recordar la lección, casi siempre duramente aprendida. Muchas de las más antiguas reflexiones sirvieron para mi crecimiento, pero hoy las considero equivocadas. Tal vez, estas mismas que hoy me atrevo, tan arrogantemente a compartir como si tuvieran algún valor, pueden ser devaluadas mañana. A pesar de eso, mi interés es sobre todo que más mujeres se sientan valientes para hacerse preguntas y buscar respuestas (ojalá también algunos hombres). Sé que muchas ya lo hacen, pero así como a mí me impulsó la existencia de la radio Tierra, durante mi año en Santiago, yo quiero acompañar a otra gente.

Quise darle algún orden al caos de ideas que veía crecer en las páginas. Tal vez clasificar por tema, pero me parecían muy cercanos; quizás por autores, diferenciando las mías de otras. Pero mis reflexiones deben buena parte de su existencia a miles de lecturas y conversaciones con otras mujeres ¿cómo saber qué es propiamente mío? Desdeñé la idea de la clasificación y presento las reflexiones como fueron siendo recordadas o creadas.

Debo pedir disculpas porque, en ciertos casos, ni siquiera sé quien dijo o escribió lo que cito, usualmente porque se ha reproducido por vía oral. La alternativa para esto era no citar aquello cuyo autor desconocía, sin embargo la sabiduría popular puede ser profunda y me negué a omitir por razones ortodoxas, comentarios tan poco ortodoxos.

En conclusión, esta recolección de apuntes puede ser duramente criticada; razones sobran, pero como soy terca por decisión -no creo que sea cuestión de naturaleza- insistí en parirlo con el sueño de que inquiete a otras personas para atreverse a mirar y quizás, mejorar sus vidas (ojo, que eso no significa necesariamente hacerlas más fáciles, al menos no mientras se revisa).

No creo en mi propia sabiduría, creo en la inquietud de mi espíritu, sobre la cuál aún no decido si es vicio o virtud (algún rasgo positivo debo verle si quiero despertarla en otras y otros). Por esa razón no me crean nada de lo que digo como si fuera verdad absoluta, pero créanme que era mi verdad en el momento en que lo escribí. Tal vez, ya no lo sea. Descubran qué es cierto para ustedes y si su forma de vida se está ajustando a sus valores o sólo les está sucediendo; decidan si quieren seguir así o prefieren cambiar. ..."Porque al final del camino descubro que fui el arquitecto de mi propio destino..." Y eso sucede por acción u omisión. Yo prefiero el primer camino.
 
 

Nota. Debo aclarar que, para mi vergüenza, las citas de los pensamientos ajenos no fueron hechas de acuerdo a los estándares. Eso se debe a que dejé para "después" la puesta al día de los datos bibliográficos y pasó tanto tiempo y cambié tanto de espacio que he perdido contacto con los originales y no puedo citarlos como es debido. En todo caso, siempre que las ideas no me son propias, se reconoce al final de la cita. Cuando este reconocimiento no existe, la autora del texto he sido yo.
 

Reflexionemos, pues…

******************************************************************************

 La vida no tiene ningún objetivo en particular, no va hacia ninguna parte.

La vida es sólo para vivirla. Yo la disfruto y esa es mi única tarea, para eso me fue regalada: para ser feliz y acompañar la felicidad de otros y otras. Esto no significa negar el dolor y los afanes diarios; significa asumirlos, vivirlos en plenitud para seguir creciendo. No dejar que ellos (afanes y dolor) oculten todo lo hermoso que sigue estando ahí para un@ y que estará también cuando el dolor acabe, para ser más valorado que antes.

******************************************************************************

Quiero que el amor, para mí (y para él) sea una apuesta diaria por el otro y por un@ mism@. Por su crecimiento y el mío. No quiero la estafa de la seguridad negociada bajo el nombre de "fidelidad" que permite estancarse y dejar de conquistarse.

******************************************************************************

"It takes more than manliness to make a man"

(Lawrence, D.H.: Kangoroo)

******************************************************************************

Quiero amar y ser amada... básico y necesario. Mínimo y tan difícil

Un amor que me ame tanto que respete lo que soy. Que sea mi compañero y no mi dueño. Que quiera y acepte mi crecimiento aún a costa de arriesgarme o perderme... o bien, de nunca tenerme. Un hombre que ame tanto mi libertad como la suya. Alguien a quien amar y respetar con esa misma intensidad.

******************************************************************************

"Vosotros, hombre de fe ¿qué habéis hecho sino persuadirla de lo irremediable de su servidumbre, hacerla adorar sus cadenas, nutrir sus almas con las creencias destinadas a eternizar su cautiverio?

Vosotros, revolucionarios ocupados en hacer y deshacer constituciones ¿cómo no habéis pensado en que toda libertad será un fantasma mientras viva en esclavitud la mitad del género humano? "

(Hutchinson, E.: El feminismo en el movimiento obrero chileno: la emancipación de la mujer en la prensa obrera femenina)

******************************************************************************

"Si los hombres tuvieran que parir el aborto sería un sacramento". (pg.5)

"El occidente nunca descubrió América: la negó" (pg. 12)

(Marcos,S. en Kissling, F.: Mujeres e Iglesia. Sexualidad y aborto en América Latina)

******************************************************************************

Todos y todas tenemos derecho, al menos, a un amor intenso, "irreal", de acuerdo al cuento y al sueño que queremos. Pero no será casual, será un regalo merecido. Tengo derecho a ese amor, lo quiero. Escribiré mi propia novela, sólo para mí, en mí. Y no será casual, será mi regalo merecido. Yo lo voy a conseguir

***** ***** ***** ****** ***** *****

"Amor no es literatura si no se puede escribir en la piel" (Serrat: Mírame y no me toques)

******************************************************************************

"El dolor se emparenta con la rebeldía"

Con las herramientas del amo, podemos desmantelar la casa del amo...sin perder la brújula, claro"

(Gaviola, Largo y Palestro: Una historia necesaria. Mujeres en Chile: 1973-1990)

******************************************************************************

En esta sociedad patriarcal, dicotómica y esquizofrénica, una mujer que se carcajea es superficial y vana. Un hombre que llora, maricón y cobarde.

¡Quiero mi derecho a reír y su derecho a llorar!

******************************************************************************

...¿Y qué tiene de malo la homosexualidad? Muchas de las reacciones viscerales contra lo diferente se asientan sobre el miedo, el miedo a descubrir que también podría gustarnos algo que es distinto y no aceptado. A mi no me gustan -sexualmente- las mujeres, pero no sé si eso es cultural o natural. No me asusta tener amigas lesbianas, porque las respeto y me respeto. Sé lo que deseo ahora y no voy a asegurar que mi opción no cambiará mañana -como también puede suceder con la de ellas-. Los seres humanos no se definen a partir de su sexualidad, siento que es un error tan antiguo como creer que son definidos por las razas. Es infantil aferrarse a las diferencias más evidentes para clasificar seres humanos. Lo que nos hace distintos va mucho más allá de nuestro sexo y, por lo demás... ¿quién dijo que los seres humanos debíamos ser clasificados?

La orientación del deseo sexual es adjetivo y no sustantivo.

******************************************************************************

Amar a un sujeto o amar a un objeto hace la diferencia en el tipo de amor.

Si te amo objeto, entonces te quiero para mí, en mi dominio, con mis reglas, dándome beneficios.

Si te amo sujeto, reconozco tu subjetividad, tu derecho a ser y eso quiero ver crecer, no el cumplimiento de mis deseos. Entonces, te quiero para ti, en tus propios dominios, fiel a tus reglas y siendo feliz. No soy tu dictador/a, soy tu apoyo y la base del desarrollo que eliges para ti.

******************************************************************************

Entiendo el amor como un regalo. Mi amor es un regalo. Así también recibo el de los demás. Por eso el amor no se exige. Por eso lo pongo en ti como un don que tú provocas que te dé, pero soy libre. Es libre mi amor de no darse más. También tu amor es libre para irse de mí, de darse menos o darse aún más. El amor es un regalo, no una mercancía transable por otros beneficios; ni siquiera por igual cantidad/calidad de amor.

Agradezco el regalo cotidiano que es el amor de otr@s y, a diario, dejo que mi amor fluya y se entregue o se niegue libre, incluso, de mi misma

******************************************************************************

"Me gustaría ser lo que se me antojara, detrás de la cortina de la locura: arreglaría flores el día entero, pintaría el dolor, el amor y la ternura, reiría como loca por la estupidez de los otros y todos dirían: ¡La pobre está loca!"

"Aún existe el ahora" (En "Boticelli")

"No tengo dolores. Solamente cansancio... y muchas veces, desesperación. Sin embargo, tengo ganas de vivir."

(Kalho, F)

******************************************************************************

"¿Por qué, nos preguntamos, la Iglesia permite a los hombres realizar juicios morales acerca de matar en la guerra? Les provee con la teoría de "la guerra justa". Pueden ir a la guerra y matarse -y matar a mujeres y niños y fetos- no sólo en defensa propia, sino también para proteger la integridad nacional, ideologías políticas y valores más grandes que la vida misma. No existe, sin embargo, una teoría del "aborto justo"

(Kissling, F: Mujeres e Iglesia. Sexualidad y aborto en América Latina)

******************************************************************************

Yo no quiero ser una dama. Una dama es una construcción del patriarcado. Un patrón único, uniformante e inalcanzable que esclaviza y niega las alternativas. Yo quiero ser yo, persona entre otras personas.

Las mujeres somos seres reales, individuales. Diferentes intra e intergrupos. Diferente, incluso, dentro de cada una en distintos momentos de la vida. ¡Vivan la diversidad!

Yo me niego a ser una dama.

******************************************************************************

Llevamos años buscando el anticonceptivo adecuado ¿cómo no vemos que la naturaleza lo ha incluido?

El hombre posee órganos sexuales y reproductores unidos. Pero la naturaleza, sabia, dejó en las mujeres disociado el órgano sexual, para el placer, (clítoris) del órgano reproductor (vagina, útero y demases). La forma de obtener placer en pareja, es diferente a la forma de trascender y reproducir. El coito no es "la forma natural de tener sexo", es la forma reproductiva de tener sexo. Valga la diferencia.

******************************************************************************

"Elegir entre la mesura y la insolencia tiene que ver con estrategias políticas... Aceptar las buenas maneras, limar las estridencias de la queja, de la protesta, es desde el dominado u oprimido, restar autenticidad a su propia rebeldía"

(Kirkwood, J.)

******************************************************************************

Para mí, decir que soy feminista es declarar que soy hembra y estoy feliz de serlo. Por eso me opongo a los estereotipos que esta sociedad tiene para "la mujer" que nos encasillan y oprimen quitándonos la libertad de desarrollar nuestro ser mujer de acuerdo a cada una de nuestras diferentes y particulares elecciones. Busco para mí y mis congéneres libertad de pensar, soñar y decidir.

******************************************************************************

Creo que la generosidad es una capacidad que consiste más bien en no exigir que en dar. Se puede desear mucho, pero es generoso no exigir nada. "En pedir no hay engaño", en exigir está el error porque es falta de generosidad. Parafraseando otro dicho: "mucho ayuda el que no estorba", mucho da el que no exige.

Yo peco de falta de generosidad, usualmente, en un aspecto: exijo que no me exijan (y si no me exigen, generalmente, estoy dispuesta a dar).

******************************************************************************

...Arriesgar lo que soy, por lo que puedo ser... Puedes llegar a hacer del sueño realidad, puedes volar alto sobre las alas de la fe sin mas temores por vencer...

(Canción de los Juegos Olímpicos Atalanta’96)

******************************************************************************

"La misma melancolía opresiva y la misma nostalgia de algo que no se ha conocido nunca, pero se presiente que existe" (pg.60)

(Rico Godoy, C.: Cómo ser mujer y no morir en el intento)

******************************************************************************

"Nunca había conocido a un hombre fuera de la escala que va de microbio a gorila" (cuando por fin conoce ese eslabón perdido que muchas buscamos… y algunas hemos tenido la dicha de encontrar)

(Ana, personaje de la película: Caballos Salvajes)

************************************************************************************

El riesgo más fuerte al interior del movimiento feminista (y de otros contra movimientos) es convertirse en un nuevo dogma: La alternativa a "la mujer que ahora tenemos" es " la mujer que proponemos".

El movimiento debe abogar por la oportunidad de cada mujer de conocerse, decidir quién quiere ser conociendo varias alternativas y alentar ese desarrollo y todas las modificaciones que haya en sus decisiones y opciones. No existe "la mujer", somos las mujeres y hay tantos modos de ser mujer como mujeres en el mundo.

*************************************************************************************

Culpabilizarnos -a las mujeres- del machismo de la sociedad a la pertenecemos es como culpar al naranjo porque reproduce naranjas ¿qué más podría hacer desde su ser naranjo?

Mientras la sociedad toda siga cómoda con esta estructura de roles predeterminada que tenemos e inhiba cada intento de cambio acusándolo de desestructurador, fruto de una mente enferma y del desequilibrio, la modificación de nuestra realidad dependerá de esas pocas personas (en su mayoría mujeres) dispuestas a jugarse la vida y “el buen nombre” por mejorar sus condiciones y las de todos y todas.

Aparentemente, somos las mujeres las que educamos a los hijos (niños y niñas), aparentemente somos nosotras las que les enseñamos la división de roles. Esta apariencia es un error de juicio en la forma de entender la educación. En cuanto nosotras estamos con ellos y los disciplinamos, somos sus educadoras directas. Sin embargo, se desconoce así que la forma más efectiva de educar es a través del modelaje. ¿Modelamos sólo las mujeres? ¿Qué modela un padre ausente que pasa el día en la oficina y en la noche está muy cansado para coparticipar del cuidado mutuo familiar? ¿Qué modela una madre que trabaja fuera en el día y en la casa, en la noche, no puede modificar ni reducir su trabajo porque su compañero no es tal, sino un explotador que desconoce el valor de su cansancio y desgaste?

Ese padre modela para sus hijos, les enseña de la manera más eficiente y menos evidente cómo es y cómo debe ser el mundo. La madre se ve, consciente o inconscientemente, en una disyuntiva: o se cuestiona su forma de vida y la altera para sí y sus hijos, o desconoce la desigualdad en la que vive y la acepta y reproduce. Reconocer la desigualdad y explotación en su relación, aceptarla para sí, pero tratar de que sus hijos no la aprendan como correcta es esquizofrénico e imposible.

La primera alternativa, aquella que quiebra la repetición del esquema y produce hijos e hijas menos machistas, puede llevarse a cabo de dos formas (tal vez haya más, yo conozco dos): o es capaz – y nótese que, otra vez, ponemos toda la responsabilidad en ella- de insertar a su compañero en esta nueva forma cooperativa de ver y vivir la vida -en los detalles cotidianos y en las grandes decisiones- o bien, decide quebrar una relación que no está siendo satisfactoria para ella ni permite educar a sus hij@s de modo que no reproduzcan tal desigualdad.

Esto significa, básicamente, dos cosas: los hombres están ausentes de la tarea de educar directamente a los hijos, lo cual no implica que no tengan responsabilidad en el resultado, sino muy por el contrario, que no podremos enseñar una división de roles diferentes mediante el discurso si ellos no son parte activa de un modelo nuevo y, por otra parte, que si no se involucran en la decisión de formar seres más integrales y menos sesgados, o no tendremos cambios o los tendremos que hacer a pesar de ellos.

Todo lo dicho no quiere poner en los hombres la responsabilidad de la estructura social desigual (que por lo demás, no sólo lo es en términos de sexo, sino de clases, edad, opción sexual, etc.) sino quitar la responsabilidad de la espalda de las mujeres y hacer conciencia de que cada un@ de nosotr@s, como ser humano, debe estar atent@ a cuestionarse su forma de estar en el mundo y de mostrar cómo se puede estar en él. No podemos ser indiferentes frente a la responsabilidad que cada un@ tiene en cuanto modelo de las generaciones nuevas. No basta, no sirve, un discurso sobre la igualdad de derechos -en ningún plano- si no estamos dispuest@s a sacrificar la cuota de comodidad que todos y todas obtenemos de este status quo.

Tod@s somos responsables de la clase de sociedad que tenemos. Es una cobardía y una bajeza culpar a quienes no ven -y no se les permite ver- las deficiencias de lo que tienen. Es más, no sólo no se les permite reconocer los defectos, se ensalzan como si fueran virtudes. Somos especialmente responsables aquell@s que hemos visto la falta de equidad y gozamos de alguna mínima cuota de poder para modificarlo. Aún así, debemos saber que al tomar la decisión de alterar el sistema, se nos acusará de loc@s, irresponsables y egoístas. Yo creo que vale la pena pagar ese precio.

****************************************************************************************

Cabe destacar que decir que alguien es traidor/a o convers@ depende del punto de vista desde el que se sitúe quien observa. Partamos por asumir que se trata de un cambio.

****************************************************************************************

"...Esta es la prueba de que el sexo primordial, animal o humano, es femenino y que el macho también está construido sobre este <<plano de base>>. (...)

(...) Castrar, antes de la diferenciación, a un embrión XX (hembra potencial) no le impide convertirse en hembra, mientras que un embrión XY (macho potencial) castrado antes de la diferenciación siempre variará hacia la forma hembra. (...)

(...) Conclusión: el macho es un invento utilitario muy benéfico, pero el plano de base de las especies es y sigue siendo <<hembra>>. El macho es una hembra modificada." (pg.174-175)

(Van Lysebeth, A.: Tantra, el culto de lo femenino)

***** ***** ***** ***** ***** *****

Sin afán de ponernos en terreno de supremacía (no se trata de ver qué sexo vale más que el otro, eso carece de sentido), recuperar esta información permite disminuir la sensación de "somos-hombres-incompletos" que Freud ayudó a crear (y perpetuar); la idea de que la carencia de un apéndice exterior es la base de los desequilibrios femeninos. Es decir, de acuerdo a estos descubrimientos, las mujeres no somos hombres con una sustracción, los hombres son mujeres con una adición, creados para la agilización en la diferenciación de la especie.

******************************************************************************************

Un error que frecuentemente se observa en el razonamiento popular es identificar el feminismo con una contrapartida del machismo. Lejos de ser así, el machismo tendría su equivalente en un hembrismo: una especie de movimiento femenino que buscara su supremacía sobre los hombres.

A diferencia de eso, el feminismo se orienta a la búsqueda de la igualdad de derechos para hombres y mujeres, reconociendo las diferencias al interior de las categorías y entre ambas. Es una lucha por el acceso a los espacios que nos han sido vedados con predeterminación, para que cada una, en forma personal, decida si quiere o no usufructuar de ellos.

Queda por decir que si feminismo no equivale a machismo, todavía está abierta la puerta a un nuevo movimiento, un "masculinismo" en el cual, un grupo de hombres sensibles, estimule el desarrollo de la conciencia masculina para acceder al mundo privado del que han sido tradicionalmente excluidos. Ya hay indicios de este movimiento; sea bienvenido.

*****************************************************************************************

La educación que recibimos como miembr@s de la cultura patriarcal está llena de estrategias (sexismo) para asegurar su propia manutención. Entre ellas, se nos convence a hombres y mujeres que somos la mitad de seres humanos -con una filosofía muy romántica que hace el argumento más convincente-. Debemos encontrar nuestra "media naranja", nuestra "cara metá". Excelente excusa para seguir cometiendo errores y llenarnos de frustraciones: no desarrollarnos integralmente, buscar pareja como recurso indispensable de sobrevivencia, esperar que surja en algún sitio un ser mágico y perfecto para nosotr@s, unirse para completar carencias en lugar de compartir plenitudes.

¿Vamos a seguir aceptando mitad de seres humanos como compañer@s de vida? ¿Vamos a seguir ofreciéndonos como personas incompletas a cambio de recibir favores que compensen nuestras carencias?

Un ser humano integral, completo, desarrollado y en desarrollo constante, que no necesita de otro para cubrir incapacidades propias, sino que decide compartir la maravilla que es y -que va a seguir haciendo crecer- con otro ser humano igualmente grande y potencial como opción y por amor. Esa me parece mejor respuesta.

Escoger compañero como una opción para compartir la propia capacidad de ser feliz, de gozar y crear en la vida, convirtiéndola en plenitud, es muy diferente de buscar un buen hombre que sea proveedor, no fume ni beba y no le molesten (¡para qué pedir que los disfrute!) l@s niñ@s. Escoger una compañera grande, que seguirá creciendo desde sí, individualmente y en comunión con "su hombre", es muy diferente de buscar una buena mujer que cuide l@s niñ@s, guste de realizar las labores de la casa y sea grata para las reuniones sociales.

(La estafa de la media naranja es una idea discutida con mi amiga, Elena Jofré)

*****************************************************************************************

Uno de los peligros menos evidentes encerrados en la supuesta emancipación de las mujeres en los tiempos modernos, es creer que el machismo ha sido eliminado (o casi). Los hombres de hoy aceptan que sus mujeres trabajen, ayudan en los quehaceres domésticos, las dejan estudiar y hasta les cuidan l@s niñ@s si ellas quieren salir con amigas una o dos veces en el mes.

Relee las palabras destacadas ¿No te parece que el uso de esos verbos y pronombres acusan una actitud condescendiente ante la que debiéramos manifestar gratitud? Esto no "huele" a igualdad, justicia y emancipación. La equidad no se agradece, se reconoce como un derecho humano.

Pon atención al lenguaje de los hombres -supuestamente- emancipados y evalúalo. Es un consejo que vale la pena seguir.

******************************************************************************************

"Ser witch es identificarse con los nueve millones de víctimas de la mojigatería y del odio, es querer construir un mundo donde los prejuicios no creen más víctimas. La witch es alguien que forma, es decir una creadora que da forma a lo invisible. Su vida está impregnada de magia y sabiduría. La witchcraft siempre ha sido una religión poética y no teológica."

(Hawk, S. en Van Lysebeth, A.: Tantra, el culto de lo femenino)

***** ***** ***** ***** *****

Toda mujer que lo desea puede ser una bruja, puede impedir que la vida le siga "ocurriendo" y puede participar activamente en la construcción de su propia vida. Debe, eso sí, aceptar el precio. Yo he escogido tratar de ser una bruja.
 

*****************************************************************************************

""Bruja" en inglés witch o wicca-wicce, palabra de raíz anglosajona que se usó para nombrar a las agrupaciones de brujas (el término, genéricamente femenino, incluye al varón) y que quiere decir "curvar o moldear"; moldear lo invisible a voluntad, desarrollar procesos de transformación interna y externa, en el conocimiento de sí, y en el conocimiento de las reglas que regulan los procesos de éste. Sanar. (...)

(...) Las brujas eran líderes, consejeras, curanderas. En sus villas se las conocía como mujeres sabias y eran personas amadas y respetadas en su comunidad. La bruja era la mujer fuerte, la mujer sola, la mujer bordeando la realidad, traspasándola."

(revista Con-spirando, Nº8, junio 1994)

******************************************************************************************

Una de las fórmulas más constantes de asegurar la continuidad de la discriminación -de sexo, raza, clase, orientación sexual, edad, etc.-, consiste en ensalzar las supuestas virtudes del actual estado de cosas y mostrar "evidencias" del caos que significaría un cambio radical (hay muchas formas menos directas y, tal vez por eso, más peligrosas de hacerlo.) Así, se nos ha convencido a las mujeres que el sexo tiene sólo un fin procreador y, un poco más liberales, algun@s lo han aceptado como una forma de manifestar y vivir en plenitud el amor. Fuera del marco del amor, desde niñas hemos sido educadas para creer que no encontraríamos placer en el sexo.

Admitir la sexualidad como parte integral de nuestra humanidad y nuestra capacidad de gozar de la vida es, desde la perspectiva que esta sociedad tiene de las mujeres, una frivolidad y falta de espiritualidad. El acceder al conocimiento de sí misma, por medio de compartir el goce sexual con un compañero no estable, al que no se ama (aún cuando se le aprecie, respete y desee) aparece como un acto altamente sancionable al cual las "señoritas decentes" jamás podrían aspirar.

Para asegurarse de evitar los "resultados catastróficos" de una liberación sexual de ese tipo, la sociedad sanciona fuertemente a una mujer de la que apenas se pueda sospechar que lleva una vida "licenciosa", segregándola y declarándola un ejemplo de aquello que no debe ser una buena mujer.

Ciertas mujeres ofrecen al patriarcado, mayores posibilidades de pertenecer a este grupo indeseable. En orden de peligrosidad creciente, algunas de ellas son: las solteras mayores de 25 ("hay que casarlas rápido"), las madres solteras ("ya han sentado mal precedente"), las separadas ("por algo las habrán dejado"), las hippies ("menos mal ya están demodé"), las feministas ("las peores; el gran peligro")

*******************************************************************************************

No parece sorprendente descubrir que l@s dictadores/as (grandes, pequeños, domésticos o de países) son seres inseguros, temerosos. Pequeños seres que, en su temor al cambio, se aferran a su verdad absoluta y la imponen. Los grandes hombres, las grandes mujeres, nunca se imponen. Confían en la capacidad humana -que han descubierto en sí mism@s- de vivir en desarrollo y proponen experiencias que permitan a los demás descubrir, en su propio ritmo, las verdades que les son propias en ese momento determinado de sus vidas. Los impulsan a buscar verdades nuevas adecuadas a las vivencias de los nuevos momentos de sus historias personales.

Un dictador necesita controlar para no temer. Un gran hombre, porque no teme, deja ser a los demás y los impulsa hacia su propia búsqueda.

*******************************************************************************************

La cabeza suele ser más estrecha que el corazón.

*******************************************************************************************

"El nuestro es un país donde la mujer que se destaca es considerada peligrosa, un ente al cual conviene neutralizar y el mejor camino para hacerlo es descalificarla.

Si se destaca por su inteligencia dirán que es "mari macho", si se destaca por su belleza dirán que es "prostituta" y si se destaca por su talento dirán que es "loca".

(Subercaseaux, E: "Las diez cosas que una mujer en Chile no debe hacer jamás")

*******************************************************************************************

"La mujer no se halla definida por su relación con el varón. La conciencia de este hecho es fundamental tanto para nuestra lucha como para nuestra libertad." (pg.15)

(Lonzi C.: Escupamos sobre Hegel y otros escritos sobre liberación femenina)

****** ******* *******

Sin embargo, nuestro lenguaje, ocupado desde hace mucho (¿siempre?) en definirnos a partir del otro sexo, lo hace de manera evidente. ¿Cómo te diriges a una mujer? Si es soltera es señorita, si es casada es señora. Es decir, la definición en relación al hombre. Es una u otra cosa, dependiendo de su relación con un varón. Para ellos no existe la distinción señor- señorito en relación a su estado civil, es decir, no son definidos según se encuentren o no ligados a una mujer.

Por otra parte, en algunos países, las mujeres al casarse pierden su apellido y deben adoptar el del esposo. Si esto es de por sí, bastante negativo (deben anularse en pos de la nueva relación), en Chile tal vez sea peor. Las mujeres chilenas aún tienden a adoptar un de "X", que hace evidente la relación de pertenencia de un esposo en relación al otro. ¿Por qué si la mujer es de "X", el hombre no es de "Y"? Nuevamente, porque nosotras somos definidas en relación a ellos y no a la inversa.

*******************************************************************************************

"La mujer en cuanto sujeto no rechaza al varón como sujeto, sino que lo rechaza como rol absoluto. En la vida social lo rechaza en tanto que rol autoritario (...) Para la mujer liberarse no quiere decir aceptar idéntica vida a la del varón que es invivible, sino expresar su sentido de la existencia"

(Lonzi, C: Escupamos sobre Hegel y otros escritos sobre liberación femenina)

*******************************************************************************************

En toda forma de convivencia, alimentar, limpiar y atender a todos los momentos de la vida cotidiana, deben ser gestos recíprocos

(Lonzi, C: Escupamos sobre Hegel y otros escritos sobre liberación femenina)

*******************************************************************************************

Pienso, luego existo

(Descartes)

*** *** *** *** *** ***

Siento, luego soy

********************************************************************************************

¿A que podría temerle más una persona que a buscarse y no encontrar más que el estereotipo? Nadie debería hacerse eso. (La solución no es dejar de buscarse, evidentemente...)

********************************************************************************************

Yo necesito descubrirme para ser, y mientras me descubro me voy haciendo. Al fin del camino encuentro lo que en la búsqueda he construido. Esa soy yo.

*******************************************************************************************

Mientras escribo me desmadejo y voy formando un ovillito nuevo... pero, como Penélope, nunca termino de tejer(me).

********************************************************************************************

Soy de las que cree que estar viva significa reír (carcajearse) y llorar (sollozar), no simplemente respirar. Para eso, hay aparatos… y más vale no incurrir en gastos ni ocupar espacios que no sabemos disfrutar.

********************************************************************************************

Seguro que hay mil formas de "estar en la vida". Yo sé hacerlo de una sola: hasta el hueso. Embarrada hasta el cuello de la vida. Si tratan de hacerme vivir sin ensuciarme, entonces déjenme fuera. Quiero moldearme la vida.

*******************************************************************************************

Recuerdo que mi abuela insistía en que la forma más segura de mantener la salud era abrigando los pies. He escuchado a otras señoras, decir que la técnica consiste en mantener abrigada la espalda. Tengo mi propia teoría: para algunas de nosotras lo más saludable es mantener caliente el lado de la cama que no ocupamos. Los mimos y la compañía son saludables.

********************************************************************************************

¿Por qué será que la mayor parte de los hombres -y muchas mujeres- cree que una feminista es una mujer insensible, calculadora, sin formas ni coquetería? Probablemente piensan que somos mujeres que soñamos ser hombres. No saben que el más profundo y secreto sueño de varias de nosotras es "feminizar" a los hombres. Lograr compañeros más sensibles cuya brújula esté dentro de sí y no fuera.

*******************************************************************************************

A las mujeres se nos educa para ser buenas esposas y madres. Así, aprendemos desde niñas a sensibilizarnos con las necesidades de nuestros compañeros e hijos varones. Muy poco con las nuestras o las que de nuestras hijas; esas necesidades se nos enseña a ignorarlas. Abnegadas, esa es la palabra que aprendemos que debe decirse de nosotras. Negadas a nuestras propias necesidades. Sin embargo, con el tiempo, ellas surgen, nos enfrentan y pedimos a esos compañeros -a esos hijos de otras mujeres- que sepan responder a la ternura y la dedicación que necesitamos. No saben hacerlo. No han sido entrenados. A ellos se les ha dicho que es poco varonil ocuparse de los sentimientos, para eso están las mujeres. ¡Cómo no habríamos de estar orietados al fracaso!

Los hombres han sido educados para desconocer la afectividad tanto propia como ajena. Sus necesidades las cubren las mujeres sin que siquiera ellos logren ser conscientes de que las tienen. Las de las mujeres no las cubre nadie.

Debemos empezar a ocuparnos de descubrir qué queremos, qué necesitamos las mujeres y debemos enseñarle a nuestros compañeros y a nuestros hijos a responder a esas necesidades y a escuchar las propias. Estaremos formando buenos amantes, buenos amigos, buenos compañeros para las mujeres que vienen... mejores personas. Bien vale la tarea del cambio.

********************************************************************************************

La mayoría de las mujeres quiere por compañero a un hombre. Si quisiéramos un macho compraríamos un mono o un perro. Machos, hay en todas las especies. Hombres, sólo en la humana.

*******************************************************************************************

Es importante que nos apoyemos entre nosotras, para dejar de reproducir y comenzar a optar.

*******************************************************************************************

"Ante todo debemos prescindir del sentido de culpabilidad en lo que se refiere a la expansión del erotismo, y mantener además una actitud abierta a sus sorpresas, a sus distintas expresiones, y (añadiendo mi fórmula personal para que el placer sea completo) fundirlo con el amor y la pasión por un determinado ser humano, mezclándolo con sueños, fantasías y emociones para que alcance su máxima potencia."

Anaïs Nin: Ser mujer

*******************************************************************************************

Si Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito

Sor Juana Inés de la Cruz

*******************************************************************************************

La verdad no existe. Verdad es lo que sientes en momento determinado frente a un evento determinado y eso es distinto de lo que siente tu vecina que también es verdad y de lo que podrías sentir mañana o hubieras sentido ayer en relación al mismo evento. Las verdades son muchas y ninguna.
 

*******************************************************************************************

De lo dicho, nunca sé si es una expresión de mí o de un gran número de mujeres. En especial en este punto sé que yo necesito un compañero capaz de sorprenderme a diario. Un hombre creativo no sólo en su vida intelectual, sino también en la afectiva. Capaz de pequeñas locuras y travesuras infantiles que me causen ternura y risa. Tengo tendencia a creer que muchas mujeres sueñan lo mismo.

*******************************************************************************************

Espero y sé entregar un amor muy intenso. Sin embargo no creo en la exclusividad ni en la eternidad de ese amor. Un amor como el que quiero y el que sé dar, llena la vida, abriga las noches, cubre el afecto, el cuerpo y el intelecto, pero puede irse en cualquier momento y puede estarlo recibiendo más de una persona.

Sólo se puede asegurar que es intenso y es honesto. Cuando deja de estar se va y no se queda fingiendo.

********************************************************************************************

La libertad no es un producto. Nunca está lograda. La libertad es un proceso que, como es claro, requiere primero de eliminar trabas externas, pero quien cree que así ha logrado ser libre, se engaña. A esto sigue la parte más difícil, aquella que nunca está completa: observar hacia dentro y crear la paz de aceptarse sin dejar de crecer.

******************************************************************************************

Pienso que la duración de un amor depende más de quien está siendo amado que de quien ama. Esto es, si alguien deja de amarme debo preguntarme qué hice (o dejé de hacer) para que su amor escapara. Si dejo de amar, es probable que deba descubrir qué del otro dejó que mi amor se escapara de él.

Al entender así las relaciones me hago responsable de algo que es posible intentar controlar: que mis conductas que sean siempre interesantes para mí misma y para mi compañero. Si pienso que el amor que me tenga depende de él, puedo despreocuparme del desarrollo de ese amor y luego culparlo del fracaso. Por otra parte, mantener vivo en un@ mism@ un sentimiento suele ser bastante más que un acto de responsabilidad. Los sentimientos no entienden de deberes, pero pueden ser seducidos. Mi deber yo lo controlo, mi seducción la controla el otro. Un otro inteligente e interesado sabe mantenerme seducida

********************************************************************************************

Curioso descubrir que para mí, el cuento de hadas se contó al revés.

Cuando me besó el "príncipe" me dormí casi 100 años. Las brujas me quitaron el hechizo, abrí los ojos y vi el sapo con que me había casado. Al despertar, nadie festejó el evento. Nos separamos y fui feliz arrojada del palacio y sin comer ni un alita de perdiz.

*******************************************************************************************

"Mujer, si te han crecido las ideas, de ti van a decir cosas muy feas: que no eres buena, que si tal cosa, que cuando callas te ves mucho más hermosa (...) Cuando no quieras ser incubadora, dirán: "no sirven estas mujeres de ahora""

(Ochoa, A. -Canción- Mujer)

No sé si a las mujeres nos limita más la moral cristiana o los cuentos de hadas. Ambas "verdades" se introducen en cabecitas vírgenes; las desvirgan y las deforman.

*******************************************************************************************

Mi vida está llena de proyectos: intelectuales, culturales, materiales, espirituales, etc. Todos son importantes, pero reconozco que una vida afectiva- especialmente, de pareja- rica es, en mi caso, el mejor sustento de los otros proyectos. Soy mucho más feliz, eficiente y productiva si tengo un cómplice para mis sueños y puedo hacerme cómplice de los sueños de otro.

********************************************************************************************

¿Recuerdas el cuento de Pinocho? En la medida en que él decía mentiras más crecía su nariz. Voy a hacer una maldición (de bruja). Algo inversamente proporcional pasará con el pene de cada hombre: mientras más chismes invente sobre sus ex compañeras, más se achicará. Ojo, si se le pasa la mano contando "adecuaciones de la realidad"... ¡podría hasta desaparecer ese bienamado apéndice!

¡Bendito silencio!

****************************************************************************************

"Para castigo de la desobediencia y escarmiento de la libertad, la tradición familiar perpetúa una cultura del terror que humilla a la mujer, enseña a los hijos a mentir y contagia la peste del miedo.

-Los derechos humanos tendrían que empezar por casa- me comenta, en Chile, Andrés Domínguez."

(Galeano, E.: Mujeres)

********************************************************************************************

"Delmira Agustini escribía en trance. Había cantado a las fiebres del amor sin pacatos disimulos, y había sido condenada por quienes castigan en las mujeres lo que en los hombres aplauden, porque la castidad es un deber femenino y el deseo, como la razón, un privilegio masculino."

(Galeano, E. : Mujeres)

******************************************************************************************

A la mujer que piensa se le secan los ovarios. Nace la mujer para producir leche y lágrimas, no ideas; y no para vivir la vida sino para espiarla desde las ventanas a medio cerrar. Mil veces se lo han explicado y Alfonsina Storni nunca lo creyó.

(Galeano, E. : Mujeres)

*******************************************************************************************

Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer.

Proverbio

***** ***** ***** ***** ***** *****

Detrás de cada gran mujer, hay un hombre grande... sujetándola para que no avance.

Adecuación del proverbio a una situación demasiadas veces experimentada. Desconozco la autora

********************************************************************************************

"Las niñas buenas van al cielo. Las otras, a todas partes".

¿Mafalda?

********************************************************************************************

"Mujer que sabe latín, no tiene marido ni tiene buen fin"

Desconozco la/el autor/a

*******************************************************************************************

"Los que cambian su libertad por seguridad, no merecen ni libertad ni seguridad".

Benjamin Franklin

*******************************************************************************************

Las "solteronas" se quedan para vestir santos o, en el decir de mi amiga Nina Crespo, para desvestir amantes.

Sabia teoría; ojalá su madre no lea nunca estos apuntes. Nina arriesga ser desheredada, no por sus poco beatos conceptos -no creería que ella lo dice- sino por sus “malas juntas”.

*******************************************************************************************

Norma Aldoney, lingüista al fin y al cabo, distingue entre "solteronas" -¡pobrecitas!- y solterinas - a ellas no les ocurrió, ellas optaron... -¡y gozaron la opción!-.

*******************************************************************************************

No creo en la monogamia como conducta natural de los seres humanos. Sin embargo, entiendo que es la mejor opción dentro la estructura social que tenemos. Mientras no hagamos una modificación drástica tendremos que seguir viviendo contra nuestros deseos. Eso no puede hacerse sin pagar un alto costo en salud mental.

********************************************************************************************

Tengo una sola regla ética: hacer todo lo que quiero siempre y cuando eso no me perjudique ni perjudique a nadie. Mejor incluso si nos beneficia. Desgraciadamente las declaraciones éticas son fáciles de hacer y difíciles de aplicar a la práctica. A veces, ni siquiera sé qué quiero, otras no distingo bien si aquello que parece beneficiarme podría traerme dolores más grandes que sus satisfacciones. En ocasiones, proteger a alguien puede resultarme doloroso.

Es difícil ser responsable, just@ y feliz al mismo tiempo. Sin embargo no podría enfrentarme al espejo si, al menos, no lo intentara.

*******************************************************************************************

Si una mujer gorda va a la playa en bikini, mucha gente está dispuesta a criticarla por desvergonzada. Si es muy delgada y curvilínea, dirán que debe pasar horas ocupada de su cuerpo y seguro ni tiene hij@s “por no deformarse”. Si se porta como madre, dueña de casa y se dedica a sus hij@s dirán que es tonta y se "casó bien" porque era lo único que podía hacer. Si se dedica a la vida intelectual o a ascender laboralmente, se dirá de ella que es fría y no le interesa la vida familiar. Así sucesivamente. No importa lo que hagamos las mujeres siempre estará mal. Si esto no revela una cultura misógina ¿qué otra cosa podría revelar?

********************************************************************************************

Me impresiona la facilidad con que se generaliza acerca de nosotras. Me he cuidado de aclarar que cuanto digo lo hago desde mí y mi propia experiencia de vida. No podría ser de otro modo y no seré tan soberbia como para tratar de hablar por "las mujeres". Sin embargo, usualmente leo o escucho juicios acerca de "la mujer". Esos juicios suelen responder a una construcción que el patriarcado ha hecho de este ser inexistente. La mayor parte de la gente los cree, los reproduce y nos siguen atando a las verdades particulares escogidas para ser generalizadas.

Hace poco, recorriendo una feria del libro, encontré uno que enseñaba cómo satisfacer sexualmente a las mujeres. ¿Se puede saber eso en términos globales? ¿Tan generalizables somos en la cama? Entre las "ideas" de su contratapa pude leer: "Para las mujeres amor y sexo están indisolublemente ligados. Son complementarios" Porque es verdad escrita en un libro por especialistas al respecto, supongo que mi experiencia de vida es mentira. No hay nada que haga más malo el sexo para mí que sentir que alguien que no me ama está intentando convencerme de lo contrario para hacer más eficiente su técnica sexual. En cambio, tener sexo con alguien a quien no amo, y de quién sé que no me ama, pero me valora como ser humano -básicamente para respetar mi inteligencia y no mentirme, y para haberme escogido como compañera sexual- hace del sexo una excelente experiencia.

De una buena vez... ¡dejen de predecirnos y empiecen a tomarse el trabajo de conocer a cada mujer en particular al interactuar con ella!

********************************************************************************************

Las mujeres parimos hijos e hijas, les alimentamos con nuestro cuerpo, les vestimos, lavamos y cuidamos para que, una vez adult@s, los hombres inventen guerras donde los envían a morir o l@s inserten en la velada guerra por la supervivencia de una sociedad altamente competitiva.

L@s niñ@s son nuestros; nos dejan solas con ell@s y l@s hacen nuestra exclusiva responsabilidad. Luego nos l@s quitan para hacerles entrar en el mundo que los hombres han dibujado, dejándonos fuera. Allí les perdemos, les pierde la humanidad y se pierden ell@s mismos. ¿Hasta cuándo vamos a crear para que otros destruyan?

*******************************************************************************************

A veces me canso de intentar ser la mujer fuerte, valiente y aguerrida, además de sensible, acogedora y sabia que mis amistades admiran. Quisiera -necesito- ser menos responsable, menos continente, y sin embargo, estoy condenada. Si me duermo, moriré aplastada, tan silenciosa y oculta como lo está la mayor parte de las mujeres. Si dejo de estar vigilante y alerta mis hij@s y yo lo pagaremos caro.

Lo único que envidio de los hombres es que pueden dormir con ambos ojos cerrados.

(Me alegro de decir que, a fechas de hoy, ya no tengo esta sensación.- Octubre 2005)

********************************************************************************************

La doble jornada de las mujeres suele ser un fenómeno poco entendido.

Las mujeres de estrato socioeconómico bajo deben obtener trabajos remunerados para "ayudar" a mantener a sus hij@s (se usa este verbo aún cuando ellas obtengan más ingresos que sus maridos). Deben cumplir sus labores externas siempre atentas a lo que puede estar ocurriendo con sus niñ@s "abandonad@s". Al final del día, deben atenderles, atender al marido que regresa cansado de su trabajo y asegurarse de tener adelantada la cobertura de las necesidades básicas para el siguiente.

Las mujeres de clase media deben cooperar con la manutención del hogar y l@s hij@s, amén de mantener su condición social y cultural de mujeres de clase media. Para ello, deben acceder a puestos de mandos medios mejor remunerados que les permitan estar fuera sólo media jornada o bien, pagar a otra mujer para que asuma sus labores. Por supuesto, debido a que son sus labores las que están siendo reemplazadas -las que por naturaleza y designio divino les devienen- entonces su sueldo debe alcanzar para cubrir el aporte al hogar (generalmente el colegio de l@s niñ@s y algunas cuentas como la del teléfono) y la remuneración de quien toma su lugar.

Las privilegiadas mujeres de medios socioeconómicos altos, suelen ser propiedad del marido que las paga en cuotas mensuales. Ellas deben permanecer hermosas, atender muy bien las importantes visitas y administrar una casa que más que eso es un centro de negociaciones "muy importantes". Deben hacer la vista gorda a los deslices del marido, e incluso atender amablemente a la amante si ella es una cliente imprescindible para la manutención de su, por supuesto, perfecto hogar que no les exige doble jornada.

********************************************************************************************

Las mujeres debemos tener claro que casarnos no es una opción romántica (esa es previa a la ceremonia nupcial), es una opción legal, y como tal, requiere estar informada de todos nuestros derechos y las distintas fórmulas legales posibles, para escoger la más conveniente a cada caso en particular.

********************************************************************************************

El patriarcado ha puesto sobre las mujeres toda responsabilidad sexual. Desde el Génesis hasta hoy, los hombres por su "supuesta incontinencia natural de los deseos", se sienten con derecho a exigirnos el control de lo que ello "no pueden" controlar. Se reprime la sexualidad femenina, para así moralizar la vida de todos los seres humanos. Desde Eva hasta las mujeres actuales, somos nosotras las culpables de toda perdición.

Desde niñas se nos enseña a vestir recatadas para no provocar a los hombres ¿Cuántas veces se asume que una mujer es responsable de su violación? Se hace de la víctima una culpable.

Somos las mujeres quienes debemos evitar los embarazos. Es responsabilidad de una sola persona, el resultado de un acto que requiere de dos para ejecutarse. ¿Cuántos hombres proponen el uso de condón al iniciar un encuentro sexual? Ellos son potencialmente fértiles en cada acto sexual, sus compañeras sólo lo son alrededor de cinco días en cada mes y, sin embargo, ellas deben evitar el embarazo.

El resultado lógico del sexo (que en esta cultura no suele ser placer, sino hij@s) queda total y absolutamente en manos de las mujeres. ¿Qué proporción de madres solteras versus padres solteros conoces?

Por esto, el cuerpo de las mujeres es expropiado y el estado y las iglesias dictan cátedra y leyes sobre cómo debemos manejarlo. ¿Llegará el día en que los hombres se consideren suficientemente adultos como para hacerse cargo de su propia conducta sexual?

*********************************************************************************************

La manutención económica de l@s hij@s suele ser una carga repartida entre ambos progenitores. Su manutención psicológica, biológica y social, suele ser asumida sólo por las madres. Esto, se ha dictaminado, es lo natural (aunque lo único propiamente "natural" sea el amamantamiento). En la lógica de repartir los deberes, si ella l@s alimenta, él debiera, por ejemplo, cuidar su higiene. No sucede así, y el hombre que comparte esas labores, espera ser reconocido como héroe. Nadie hace lo mismo por las mujeres que asumen toda la responsabilidad; en ellas es "natural".

Ni el compañero (que recibe "un nuevo miembro para su linaje"), ni el estado (que recibirá "un nuevo ciudadano") se siente responsable de recompensar o compartir con las mujeres la ardua tarea de perpetuar la humanidad. Los deberes de supervivencia de la humanidad corresponden a las mujeres; los derechos para dirigir (hacia la más evidente destrucción) esa humanidad, son de los hombres.

*******************************************************************************************

¿Tú eres de las (los) que piensa que Chile es uno de esos países civilizados dónde no se regula la vestimenta de la mujer por vía de sanciones legales? Pues fíjate bien: si un hombre sale a la calle con el pecho desnudo no sucede nada, si una mujer lo hace será detenida por atentar contra la moral pública, aún si su pecho es casi tan plano como el de un hombre. Será aprendida por ser mujer.

********************************************************************************************

"El problema es que al idealizar o estereotipar a sus mujeres, los hombres terminan siendo igualmente estereotipados. Así es que también es un problema para los hombres. Si no se representan las complejidades de las relaciones, entonces ¿qué puede hacer el personaje masculino? No hay gris, sólo blanco y negro. En verdad creo que en la industria norteamericana están asustados de la humanidad. "

Emma Thompson en revista Caras Año 8 Nº195 2 de octubre 1995 (refiriéndose al cine norteamericano y la condición de los personajes femeninos)

********************************************************************************************

No había pensado desarrollar el tópico de la mutilación genital femenina porque lo creía innecesario debido a que manejaba bastante información errada al respecto:

1º- pensaba que muchas mujeres sabían de esto. Me he encontrado con que mujeres con formación universitaria desconocen no sólo esta información, sino hasta la palabra "clítoris".

2º- creía que era una práctica localizada en ciertos países orientales y, si existió en otros países, correspondió a cierta época del pasado.

3º- entendía por mutilación genital sólo la alteración física.

A partir de la revisión bibliográfica he descubierto que existen varias formas de mutilación, que van desde algunas "inofensivas" circuncisiones femeninas (retirar la vaina del clítoris), pasando por diferentes grados y formas de sustracción del clítoris, la infibulación (costura de los labios dejando un breve orificio para la salida de la sangre menstrual) hasta la mutilación psicológica, al ocultar la existencia de esta parte de nuestro cuerpo (cuya única función es el placer sexual). Así, nos convencen de que una mujer es "frígida" o "inmadura" si no es capaz de obtener orgasmos mediante la penetración vaginal.

******************************************************************************************

Me ha sorprendido escuchar los juicios populares acerca de las sanciones para los violadores. Al menos en Chile, la actitud promedio -diría que de más del 70% de la población, arriesgando una cifra sin ningún contraste empírico- es "este hombre debe ser asesinado o castrado". Me impresiona esta respuesta por varias razones. Una de ellas es la facilidad con que nos sentimos con derecho a desechar vidas humanas como borradores de proyectos que no funcionaron. Otra, es cómo nos lavamos las manos de la responsabilidad que nos incumbe en esta deformación. Cuando nace un bebé, la educación que recibe, depende del sexo genital que exhibe. Si es una niña, se le educa para víctima: se le habla suave, se le enseña obediencia, se estimula la expresión de sus sentimientos compasivos, pero no los asertivos. Si es un niño, es educado para victimario: se mueven sus puñitos para jugar a los "combitos", se le enseña a buscar posiciones de autoridad y a “no dejarse pasar a llevar”, se le prohíben los sentimientos compasivos y se estimulan los juegos de "hombre": guerras, deportes agresivos y cometetitivos, etc. De algún modo, se le extirpa el pene y en su lugar se pone un arma. Se le enseña que ser "bien hombrecito", es ser agresivo y nunca dejar de competir para ganar. Cuando estos niños, exceden el sutil límite que se ha inventado para su hombría y agreden sexual, sicológica y físicamente a una mujer que no sea su compañera (con ella está permitido, si no en las leyes, en las costumbres), entonces nos sentimos con derecho a eliminarlo (en lugar de castigarlo, reeducarlo o, prevenir estas atrocidades).

Es necesario comenzar a educar a ambos sexos como seres completos y respetuosos. Niñas y niños poseen sentimientos de odio y amor que son válidos y deben aprender a expresarse en un marco de respeto por sí mismos y los demás.

*****************************************************************************************

"Quien te quiere te aporrea"

Dicho popular chileno

*** *** *** *** *** *** *** *** ***

Nada que comentar.

********************************************************************************************

Consideremos la hipotética situación de una pareja chilena de clase media, amb@s profesionales. ¿Cuántas horas de trabajo diario realiza cada un@? Probablemente las mismas ocho horas remuneradas y algunas en sus casas, lavando, cocinando y aseando (según sean independientes o vivan con la madre, situación, esta última, en que el muchacho generalmente no hace nada y la jovencita un número de tareas reducidas. Siempre hay una madre o una asesora del hogar para explotar). ¿Cuáles son las libertades de cada un@? Probablemente, más o menos las mismas, si bien ella debe regresar más temprano debido a las sanciones morales que indican qué debe y qué no, hacer una "señorita decente" y a causa del real peligro que se cierne sobre las mujeres que osan tomarse libertades "masculinas". El riesgo de ser asaltado es común, aunque las mujeres son víctimas más usuales; el de ser violado@ es absolutamente desigual.

Ahora pensemos qué sucede si esta pareja se casa. Las horas de trabajo remunerado siguen siendo las mismas para amb@s. Las horas de trabajo en el hogar aumentan para ella y disminuyen para él (recuerden que hablamos de parejas promedio. Sé que existen honrosas excepciones). Ella deberá ahora encargarse de la alimentación, aseo y manutención general de dos personas. Si llegan hij@s, el trabajo de ella aumentará al punto de durar las 24 horas, pero no será considerado tal porque tendrá licencia y no acudirá al "trabajo" -es decir al remunerado- por tres meses. Después de eso, la suma de horas en que ella debe estar disponible para otros (jefe/a, esposo, hij@s, etc.) habrá llegado al punto en que ella olvide que todavía existe.

********************************************************************************************

"Y es que viéndolo bien, hay muchas clases de injusticias en el mundo. La lucha de clases bien podría incluir la lucha de los feos contra los hermosos. ¿No es acaso una injusticia que haya personas de belleza extraordinaria y otros más bien feos, cuando no francamente repulsivos? ¿No cuentan los hermosos con una riqueza a costa del sudor de los más feos que hacen de ellos, por contraste, seres admirables y deseados? ¿No es la belleza un capital gratis, una plusvalía de la que gozan sin esfuerzo alguno?

Y lo peor de carecer de belleza, es ser también mujer."

Berron L. "Faltan estadísticas" en Obligado, Taylhardat, Botello, Irizarry, Berron. Todo va de Cuentos pgs.21-22

*******************************************************************************************

En este momento de mi vida siento que el amor no es un sentimiento así como lo concebimos por mandato cultural. Creo que se trata de una construcción que realizamos sobre la base del precario conocimiento que tenemos de alguien a quién volvemos objeto de nuestra idealización. Sus defectos -que en una actitud que consideramos objetividad podemos hasta reconocer- carecen de importancia o peso real en las decisiones finales del mismo modo en que sus virtudes parecen exclusivas de este ser humano. En el fondo, lo que sucede es que encontramos el protagonista adecuado para el cuento que queremos contarnos. Encontramos alguien a quién endosarle los sueños tan largamente soñados. El material adecuado para realizar la construcción

Este razonamiento, que parece tan poco romántico, lo es más que ningún otro en cuanto reconoce que un@ se enamora porque así lo quiere, porque es soñador/a y necesita, para vivir, crearse un/a compañer@ a la medida. Está siempre en la búsqueda y, cuando la química, la suerte y algunos otros factores acuden, "la víctima cae". No sé si por desgracia o por fortuna, este estado de embriaguez no es permanente y si el/la compañer@ en cuestión no es hábil metamorfoseándose para mantenernos siempre sorprendid@s, entonces descubrimos que el amor se está deconstruyendo.

Con esta extraña y nueva certeza, camino por la vida con el inminente riesgo de enamorarme con una facilidad impresionante (soy de un romanticismo espeluznante). Sin embargo, mi teoría me protege de creer que será la última vez en la vida y que si él desaparece moriré de un infarto. Es el mismo estado de conciencia que cuando estás soñando, te gusta el sueño, pero sabes que lo es y despertarás. Disfruto el evento, lo vivo en plenitud, pero sé que no debe ser el centro de mi vida aunque me cueste manejarlo. No sé si logro convencer a alguien más de esto, pero a mí me produce la ilusión de estar a salvo.

******************************************************************************************

"En resumen, contrastando con la visión del poder que aún prevalece como el poder simbolizado por la Espada -el poder de arrebatar o de dominar-, en estas sociedades neolíticas adoradoras de la Diosa la norma parece haber sido un punto de vista muy diferente. Esta visión del poder como "femenino" de alimentar y dar, indudablemente no siempre fue aceptado, pues estas eran sociedades conformadas por personas de carne y hueso, y no utopías ficticias. Pero aún así, fue el ideal normativo, el modelo para ser emulado tanto por mujeres como por hombres."

Eisler Riane, El cáliz y la espada pg. 31

********************************************************************************************

He notado que el concepto de "amor libre", se asocia frecuentemente al de promiscuidad, falta de compromiso y similares. En mi pequeña, pero enriquecedora experiencia, debo decir que el "amor libre" no significa la búsqueda constante de compañeros de cama desechables, unidos a drogas, alcohol y el distorsionado placer de comentar cada acto de intimidad con la pareja "oficial". Muy por el contrario, ha significado la libertad de compartir una sexualidad despierta y sana con alguien que está dispuesto a disfrutarla también, asumiendo el riesgo (el uno y la otra) de enamorarse y sufrir por que no es mutuo, o deber cambiar el orden de la propia vida para ser congruente con el sentimiento. Ha significado aprender acerca de mí misma y descubrir que, aún cuando puedo sentir un cariño profundo por mi compañero ocasional, el sentimiento de amor absoluto que me embarga por mi compañero de vida es diferente, fuerte y parte de un proyecto, que no voy a ceder a cada deseo del cuerpo, pero tampoco voy a reprimirlos por un extraño respeto que piensa más en la pertenencia que en la entrega. Ha significado aceptar que necesitaba poder comparar sentimientos para saber que esto que siento por mi compañero, no es sólo una capacidad mía, sino el resultado del encuentro con una persona adecuada para compartir mi vida.

********************************************************************************************

Hay que ver si no dice nada sobre el tipo de sociedad que tenemos el hecho de que en campos típicamente femeninos los destacados sean los hombres. Es apenas una pregunta, pero… ¿Qué significa que, siendo la cocina el espacio donde han sido históricamente relegadas las mujeres, los grandes chefs sólo sean hombres? ¿Puedes de verdad creer que no hay mujeres que cocinan tan bien o mejor que ellos? Tantas modistas cosiendo por todas partes y los diseñadores famosos son casi sólo hombres. La respuesta no está en que ellos sean más capaces. No es tan fácil.

**********************************************************************************************

La cuestión del aborto es un tema que hasta ahora me complica. No tengo una postura clara, excepto porque creo que la decisión debe ser libre y personal de cada mujer y eso me parece intransable. Sin embargo, declararme pro-abortista me resultaría imposible. Creo en  la educación para evitar embarazos no deseados. Aún no sé cuándo empieza la vida humana y si sería lo mismo matar a un recién nacido o a un/a niñ@ que aún no desarrolla lenguaje, por ejemplo, que a un feto. Creo entrever una analogía clara y peligrosa entre decir que una mujer es dueña de su cuerpo y por eso puede eliminar la vida que crece dentro de ella porque está en su seno  y cuando los hombres abusadores creen que pueden golpear y maltratar a "sus" mujeres porque viven bajo su tutela y amparo. La única diferencia clara para mí, es que estoy segura de que esa mujer es un ser humano. Del feto, no lo sé.

******************************************************************************************

La desvalorización del trabajo femenino me parece una clara consecuencia de la cultura capitalista y patriarcal en que nos desarrollamos. En muchas relaciones de pareja, el trabajo de la mujer (aún el remunerado)  es menos importante porque produce menores ingresos. Así, si es que hay que decidir el cambio de domicilio, éste suele hacerse siguiendo las direcciones del trabajo del marido y "jefe de hogar". El argumento común es "tú ganas menos, por lo tanto tu trabajo es menos importante. Puedes dejarlo y buscar otra cosa allá". Esto sucede aún si el marido odia su trabajo y la mujer se siente feliz y satisfecha con el que realiza. El criterio que prima es el económico y no se le otorga ningún valor al grado de satisfacción y placer que éste produce. Creo que es necesario cambiar esta valoración por una más subjetiva.

 

******************************************************************************************

“Dios creó a Adán y a Eva. Hombre y mujer los creó”. No “alt@ y baj@” les creó; no “moren@ y clar@” les creó; no “de cabellos rizad@s y lis@s” les creó… No. Esta es la división inaugural que ofrece la cultura judeo-cristiana, la primera clasificación que origina diferencias homogeinizantes al interior de las categorías instauradas y que, leídas en clave de desigualdad entre las categorías, causa discriminaciones.